Después de mucho tiempo, os traigo un nuevo DIY: una manicura sencillita y bien bonita de esas que tanto me gustan a mí. Los protagonistas son los conejitos de una de mis nuevas placas de estampación de Born Pretty Store, me parecían tan adorables que no podía esperar a Pascua para estrenarla. Al principio he de reconocer que me costó cogerle el truquillo a esta técnica de nail art, pero una vez que conseguí realizar el primer diseño fue pintar y cantar. Os la muestro paso a paso para que vosotras también la podáis hacer. ¡Espero que os animéis! 

Materiales
– Placa de estampación BP-60
– Lima de uñas – Beter
– Gotas de secado rápido – Essence
– 3 in 1 Mat – KIKO
– Top coat 261 – KIKO
– Esmalte lila edición navideña 2015 – KIKO
– Esmalte para manicura francesa 203 – KIKO
Primero: después de retirarme la manicura anterior (soy de las que cada semana me hago una nueva), limo muy bien las uñas y luego aplico 3 in 1 Mat de KIKO, que sirve como base para fortalecer nuestras uñas y como top coat mate para dar el toque final. ¡Soy una gran fan de las uñas mate! Pero siempre, siempre cuando la manicura es lisa 🙂
Segundo: una vez secas (el tiempo de secado con este esmalte como base es mínimo, en 30 segundos ya está seco) aplico el color base de la manicura. Esta vez elegí un tono lila que me parece muy delicado y que va perfecto con la dulzura de los conejitos que voy a estampar. Siempre suelo aplicar dos capas de esmalte, ya que la primera capa no suele cubrir muy bien y con la segunda, el tono es bastante parecido al del bote (aunque tengo esmaltes que necesitas 3 o 4 capas para que se asemeje).
Tercero: ¡es la hora de estampar! Cubro muy bien todo el diseño de conejitos con el esmalte blanco para manicura francesa (es el único blanco que tengo en mi colección), retiro el exceso de producto con la espátula y coloco el tampón encima para impregnar bien el diseño. Compruebo que el diseño esté bien nítico en el tampón y rápidamente lo aplico en mi uña realizando una ligera presión. Repito el proceso en el resto de las uñas (yo siempre suelo estampar en dos: en la uña del pulgar y en la del anular).

Muy importante: ¡todo este proceso hay que hacerlo muy rápido porque el esmalte se seca en cuestión de segundos!

Cuarto: después de esperar un ratín para que se secaran perfectamente, aplico un top coat para que los diseños queden protegidos y para que la manicura dure más tiempo. Utilicé uno en lila con destellos, a juego con el esmalte base.
¡Y ya hemos terminado! ¿Fácil, no? A mí me parecen geniales, con un toque diferente si ya estás cansada un poquito de las manicuras lisas (aunque éstas también tienen su encanto :3).

———————————————————————————————
Antes de finalizar el post, os quiero contar una cosa genial que he encontrado navegando por una de mis webs favoritas: un descuento para ‘Light in the box, que gracias a él nos podemos ahorrar 8€ en todas nuestras compras en esta web tan chula: desde ropa, calzado, decoración… hasta esmaltes y herramientas de nail art. Yo ya he cotilleado y tienen plaquitas de estampación geniales, alguna caerá fijo 

Podréis disfrutar de él y encontrarlo en Cuponation. ¿A quién no le gusta ahorrar? ¡Yo creo que a todos! 🙂

¡Muchas gracias por vuestras visitas y comentarios!

”facebook” ”twitter” ”instagram” ”flickr” ”email” ”google”

56 Comentarios
  1. El color elegido me parece superbonito, y las placas de estampación son lo más jejeje. Un besito guapa me encanta el gusto que tienes si es que ni Paulita Echevarria ;-P

  2. Hola!
    La manicura te ha quedado absolutamente preciosa, me encanta el color que haz utilizado como base y los conejitos son una ternura. Con las plaquetas he tenido buenos días y días malos, al principio no lograba estampar nada hasta que le cogí "el truco" pero a veces no me sale todo lo bien que quisiera pero me gusta el resultado que deja cuando lo hago bien.
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.