¡Esa es mi cuestión esta semana! ¿Vestido o gabardina? Pues las dos cosas… ¿Por qué no? Hace un tiempo os había enseñado esta prenda así y os confieso que, desde aquella tarde, no me la había vuelto a poner porque no me terminaba de convencer. Me echaba para atrás que tuviera tanto vuelo en la parte de abajo, así que decidí dejarla de lado por un tiempo… Pero la encontré hace unos días al fondo, fondo de mi armario y me dije: ¿y si la rescato usándola como vestido? Y fue la mejor decisión porque adoro cómo queda así. ¿Vosotros qué opináis? ¿Le dais una segunda oportunidad a vuestra ropa pero de forma diferente como yo? No me despido sin antes deciros que lo acompañé con mis nuevas bailarinas de leopardo (¡gracias tiíto Miguel!), un must de la temporada del cual vivo enamorada.
Espero que os guste y feliz semana 


Fotografías realizadas por Daniel Hernández.

dress/trench: Rosegal
bag & ballerinas: Parfois

Gracias por estar al otro lado