Segundo verano atípico que hemos vivido, pero que ha pasado como un suspiro… ¿También tenéis vosotros esa sensación de que tan rápido como vino, tan rápido se fue? Dentro de lo que cabe, yo lo he disfrutado como he podido y tengo la esperanza de que el próximo será mucho mejor. ¡Hay que ser optimistas! Además una ya ha entrado en la treintena y hay que vivir cada segundo como si fuera el último sea como sea.

Para disfrutar de algunas de esas tardes de verano entre risas y buena compañía, nada mejor que acompañarlas con un bonito vestido. Y si es negro, de corte midi, volantes, con lazos en los tirantes y con nido de abeja en la espalda… ¡La combinación perfecta! Es de Stradivarius, de esos flechazos a primera vista en los que dices: ¡tiene que ser mío sí o sí! Lo combiné con complementos en plata y una de mis diademas favoritas, creo que estas le aportan un toque muy dulce y chic a partes iguales a cualquier look.

Me va a dar mucha pena cambiar el armario para la temporada otoño/invierno y despedirme de él hasta el próximo año… ¡Estaré contando los días para volver a ponérmelo! Mientras tanto, lo aprovecharé un poquito más, espero que os guste tanto como a mí.

Feliz semana ❤



dress: Stradivarius
sandals: TEX
necklaces: Tous & Luxenter
bag & headband: street market


¡Gracias por estar al otro lado!
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Pablo
17/09/2021 10:56

Hola Melania, ¿cómo va todo? Qué gusto volver a verte de nuevo por aquí compartiendo nuevas historias 🙂 Ya sé, segundo verano raro, aunque creo que este ha sido un poquito menos raro que el anterior pero aún así tiene una energía extraña jaja. Esperemos que en el 2022 ya podamos vivir como toca y por supuesto irnos de vacaciones, yo no me he tomado este año pero a ver si me puedo escapar a algún sitio en Otoño. Me encanta tu propuesta para vivir un verano relajado, y qué guay que ya incorpores el negro en tu guardarropa, te… Leer más »