Año nuevo, vida nueva y… ¡gafas nuevas! Después de un necesitado y largo parón, vuelvo a la carga con todas las energías al máximo. ¿Qué tal habéis empezado el 2020? ¡Espero que genial! Arranco el año (un poco tarde, lo sé) con una marca súper guay que descubrí recientemente. Se llama Livegens y su historia es digna de admirar debido a sus bonitos valores.

Este proyecto surgió de la mano de dos chicos majísimos (Javier y Aitor Ramón) hace muy, muy poquito, exactamente el año pasado, pero han pisado muy fuerte desde sus inicios. Su principal objetivo era integrar en una misma firma la moda sostenible y el cuidado del medio ambiente, cuyos productos ayudasen a hacer de este mundo un lugar mejor ya que son ecofriendly, artesanales, biodegradables y 100% libres de plásticos (este último me parece súper importante porque en estos momentos es uno de los graves problemas de nuestro planeta, sobre todo en los océanos y mares).

Principalmente se dedican al sector de los complementos, donde sus grandes protagonistas son las gafas de sol de bambú y los relojes de madera. Son unisex y tanto su acabado como sus intensos colores enamoran a primera vista. He tenido la suerte de conocer de primera mano sus gafas de madera y he de deciros que son una auténtica pasada, con un diseño inmejorable y una fantástica calidad con un precio irresistible, apto para todos los bolsillos. Escogí el modelo ‘Atlantic’ porque su azul me recordaba un montón a las preciosas aguas de las playas de Asturias. Tanto la montura como las patillas están hechas con madera de bambú, árbol que es considerado como uno de los más resistentes y más sostenibles. Además incluyen la tecnología del láser grabando su logo en ambas patillas. Las lentes son polarizadas y tienen una protección UV400, por lo que cuidan de nuestros ojos en cualquier momento del día y en cualquier lugar.

Aparte de todo esto que os he mencionado, tienen más detalles chulísimos. ¿Queréis saberlos? Pues bien: su packaging es una auténtica maravilla. Vienen muy protegidas ya que, además de venir dentro de una cajita totalmente realizada con bambú, incluyen también una bolsita de tela para que ni el polvo ni ningún arañazo pueda dañarlas. Y lo que más ha llamado la atención y los define totalmente es su tarjetita de presentación con una semilla de bambú que nos invita a participar en su proyecto y colaborar para que nuestro entorno sea un poquito mejor. En definitiva, un pequeño gesto que puede convertirse en una gran acción social.

¿Llaman muchísimo la atención, no? Pues también os quiero comentar que han sido merecedores ganadores de varios premios y colaboran con distintas entidades medioambientales. ¡De 10! Os animo a que les sigáis la pista en cualquiera de sus redes sociales o su propio blog, donde escriben artículos súper interesantes contándonos en primera persona su labor social a través de proyectos solidarios, limpieza de basuraleza

Os dejo con las fotos que me ha prestado un montón hacer. ¡Espero que os gusten y feliz semana! ❤



¡Gracias por estar al otro lado!
Por favor, inicia sesión para comentar :)
avatar
Pablo
Invitado

Hola Melania, qué bien verte de regreso, ¿cómo va todo?

Me encantan tus fotos y la manera tan personal en la que reseñas los productos…. Soy fan de las gafas desde siempre y estas parecen una maravilla, con detalles cuidados y sobre todo por el uso del bambú que siempre le da ese toque más natural a todo. Por cierto se nota que invirtieron horas de diseño en la cajita, el resultado es precioso y ya por si solo el packaging es bastante fotografiable 🙂